Campagna elettorale

Seguiremo, senza esagerare, la campagna elettorale di Jorge Coulon. Ho trovato molto interessante l’articolo che è stato pubblicato a questo link da DiarioReDigital che vi propongo di seguito.

Quiero expresarles una profunda emoción y un agradecimiento muy grande por esta oportunidad de ser candidato a diputado por mi ciudad, Valparaíso, y representando al Partido Comunista.
Yo tengo casi 50 años de estar en política. A fines de 1964 y principios de 1965 fui presidente del FRAP en la Escuela de Artes y Oficios en Santiago, que apoyó a Salvador Allende en esa campaña presidencial. Fue un año bien complicado y tiene que ver con cosas que están sucediendo hoy.
Venía creciendo el apoyo popular a Allende después de 1958 cuando disputó la presidencia y la perdió por 30 mil votos, por el cura de Catapilco, que fue un candidato populista que sacó la derecha para evitar que ganara Salvador Allende. Entonces, en 1964 teníamos una gran esperanza y sin embargo la derecha, ante la inminente derrota, bajó a sus candidatos y apoyó a la Democracia Cristiana que llevaba a Eduardo Frei Montalva.
Eso significó un gran golpe para la izquierda, en muchos casos implicó que mucha gente que venía formándose en nuestros partidos, terminó en la ultraizquierda, en movimientos de ultraizquierda que no habían tenido tanto apoyo antes. Fue una derrota dolorosa, complicada, porque además se hizo en nombre de la “revolución en libertad” y se hizo en nombre de muchas banderas que la izquierda había llevado adelante tradicionalmente.

Ya para el 1970 la situación era diferente, y todo el trabajo del Partido Comunista, de fuerzas de izquierda, del mismo compañero Salvador Allende, terminó en la fuerza arrolladora de la gente, del movimiento social, que hizo posible el triunfo de Allende. Al punto que el programa que llevaba Radomiro Tomic en 1970, era bastante progresista. Había la intención de transformaciones realmente profundas en el país que permitió la nacionalización del cobre y otros objetivos.
La verdad es que siempre que ha existido confluencia de las fuerzas políticas de la izquierda con los trabajadores, con los estudiantes, con la clase media, hemos impulsado cambios importantes.

Yo me formé, como de los 15 a 16 años, primero como dirigente estudiantil. En 1964 pensé que para estar en esas luchas era necesario militar en un partido. Mi primera idea fue militar en la Juventud Socialista que era el partido de Allende. Pero en la Universidad tenía compañeros que me invitaban a reuniones de las Juventudes Comunistas.
Recuerdo que llegaba y había tres compañeros y ellos me decían “pucha, no llegaron los demás”; a las tres semanas supe que en realidad no habían más. Así que entré. Al final, como en 1968, las Juventudes Comunistas eran una tremenda fuerza en la Universidad Técnica del Estado. Por el año 65 o 66 fui militante de la “Jota” y ahí me formé políticamente. Después fui militante del Partido por un tiempo.

Yo milité en la base de la Octava Comuna, que estaba conformada por Inti-Illimani, Víctor Jara, Tito Fernández, Isabel Parra y el “Choño” Sanhueza, que me contaban que hay una célula en Valparaíso que lleva su nombre. Él nos enseñó muchísimo y fue por mucho tiempo un cable a tierra, porque los artistas siempre estamos sometidos a cosas como ser muy egocéntricos.
El aporte que hizo el Partido Comunista a la intelectualidad y a los artistas chilenos fue enorme. Fue un cable a tierra, fue un aporte a las ideas.

Yo me siento muy honrado y créanme compañeros que a pesar de que hace muchos años que no milito en el Partido Comunista nunca he dejado de ser comunista. Yo quiero que mi candidatura se extienda hace un espectro mucho mayor de gente, pero que sea también una oportunidad de crecer del Partido Comunista en Valparaíso.

Yo recuerdo que a principios del 2011 tuvimos una reunión en la USACH con Camila Vallejo y Camilo Ballesteros y programamos algunas actividades. A ellos prácticamente nadie los conocía. Y me pintaron lo que venía, me lo adelantaron y yo les dije “bueno, ojalá que pase todo eso”.
A los cuatro meses ellos eran de las personas más conocidas a nivel nacional, eran los que estaban, junto a otros, al frente de ese enorme movimiento estudiantil e incluso se hicieron famosos internacionalmente. Yo he estado en país como Turquía, Estados Unidos, y se siguen escribiendo artículos y hablando del movimiento estudiantil chileno.

Esos jóvenes remecieron al país. Pero sé que detrás de ellos hay un trabajo, y ese trabajo lo hizo el Partido Comunista. Cuando el partido fortaleció el meterse en esta realidad compleja del país, la respuesta de la ciudadanía fue la que vemos, la respuesta es lo que ha pasado con esos jóvenes, con el poner en cuestión este modelo, con las elecciones, y la idea de luchar y luchar por la justicia social.
Este no es un país como lo pinta la derecha; no es un país de ricos, no es un país de emprendedores empresariales, no es un país de gente competitiva y que vive para fregarse al vecino. La dictadura causó mucho daño en eso y, efectivamente, somos menos solidarios, menos comunitarios como éramos antes de la dictadura.

Pero sigue siendo esencialmente un país de trabajadores, de amistad vecinal, de compartir entre la gente, de comerse un asado o jugar un partido de fútbol, de una socialidad tremendamente humana. Creo que el gran malestar que existe en Chile hoy es la pérdida de esa cultura comunitaria, colectiva, solidaria. Hemos perdido de eso porque tenemos un sistema económico que es absolutamente contrario a esa cultura.
Los daños que produjo la dictadura con su ideología, no son fáciles de revertir. Pero tenemos que apelar a esa naturaleza de país solidario, unitaria, humano. A pesar de ser un país tan largo, somos un país de identidad bastante homogénea.

Este es un sistema que apunta a romper la capacidad de la gente para asociarse, para hacerse fuerte en la comunidad, para ser solidaria, y está hecho para que cada uno sólo se vuelva en un consumista y piense sólo en su futuro. Por ejemplo con la AFP, le meten a la gente en la cabeza que ellos por sí sólo, son responsables de tener su jubilación, que nadie más tiene que ver en eso; en la educación meten que cada familia tiene que hacer cargo pagando la educación.
O sea, nada es responsabilidad de la sociedad, no hay derechos colectivos. Eso es terriblemente dañino. Yo estudié gratis, lo hice, a mucha honra, en la Universidad Técnica del Estado, donde elegimos un Rector comunista con la participación de los profesores, de los estudiantes, de los trabajadores, de los administrativos. Hoy eso no es posible y mucha gente tiene que pensar en su individualidad y no en lo colectivo.

Debo decir que yo soy de una generación donde teníamos la idea de que éramos una generación que ganábamos en todo. Durante años íbamos ganando, ganando, y por eso cuando vino el golpe de Estado fue muy terrible, caímos desde muy alto. Tuvimos que aprender duramente. A pesar de que cuando vino Fidel, nos dijo “cuidado”, porque las contrarrevoluciones son mortales, terribles. Pero nosotros estábamos embalados, le golpeamos la espalda a Fidel y le dijimos “no te preocupís, nosotros las sabemos todas” y no era así.

Si hay un partidos estrella en estos momentos, es el Partido Comunista. Es un privilegio que pocos tienen, ser candidato del Partido Comunista, que desde hace algunos años le achunta a todas. Por qué ha pasado eso, por varias cosas. Como porque es un partido de profunda raíz chilena, muy chileno, profundamente ético y de historias de luchas. No creo que haya partido que haya colaborado a la democracia en Chile, como lo ha hecho el Partido Comunista. La gente sabe todo eso.

Necesitamos, en esta campaña, mucho entusiasmo y ojalá con ese entusiasmo motivemos a mucha gente, sobre todo a muchos jóvenes y que vayan a votar por primera vez. En Valparaíso votaron unas 160 mil personas, y podemos convocar a un porcentaje importante de esa cifra y sería positivo. En la última elección municipal votaron 80 mil personas, bajó el número de votantes, en parte por esto del voto voluntario.
Pero ese mismo voto voluntario nos pone una incógnita en esta elección y nos pone un desafío. Tenemos que entusiasmar a más personas y llevar a votar ese día a mucha gente y rompamos la apatía que hay en el puerto. La verdad es que hay condiciones para dar vuelta las cosas. Quiero invitar a todos a que esta campaña sea de ustedes, del pueblo, de los jóvenes, de la “Jota”, de todos.
Tenemos el desafío de reencantar a los porteños con su propia ciudad. Eso debe producirse principalmente donde hay una profunda depresión, un desencanto, una baja ética, una falta de expectativa de los jóvenes, que no se ven con perspectiva. Nosotros podemos ser felices; con el trabajo, con la cultura, con la creatividad, con la labor comunitaria. El que desafía le tiene que poner el doble de entusiasmo, el doble de energía, tiene que ser un convencido, hacer un trabajo muy intenso.

Valparaíso tiene mucha poesía y yo le tengo un gran respeto a eso, pero es una ciudad pobre, hay resignaciones. Valparaíso no tiene porqué ser pobre. De partida, vamos a luchar por una ley especial de ciudades-puertos. Valparaíso es una ciudad universitaria y puede ser una ciudad científica, debe ser una ciudad cultural -que es una promesa que quedó a medio camino- y Valparaíso puede desarrollar no un turismo depredador, ni un turismo que transforma a la ciudad en una especie de prostituta porque vive para divertir malamente al turista.
Esta ciudad puede ser una ciudad de turismo inteligente, cultural, atractivo, de tradiciones, y que favorezca a la gente. Pero para eso, Valparaíso no puede ser una escenografía. Los males de la ciudad son profundos, y si sólo nos dedicamos a pintar casas y paredes, como si todo fuera una escenografía de cartoncitos, ésta no será una ciudad interesante. No puede ser una ciudad-postal. Tiene que ser una ciudad potente, con riqueza, sede de actividad cultural de calidad, de trabajo, portuaria.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...