Intervista su “A la salud de la musica chilena”

Ancora grazie a Victor che ci ha segnalato questa intervista a El Mercurio dello scorso 3 marzo che potete leggere integralmente cliccando qui

Horacio Salinas hace un alto en la carretera de regreso a Santiago después de tocar en el sur con Inti-Illimani Histórico, y a la vuelta de cualquier esquina está la posibilidad de rendir un tributo a las más de cuatro décadas de repertorio que tiene ese conjunto. Por ejemplo, en el hecho de haber actuado por primera vez en Chiloé durante esta visita. “Conocíamos la ciudad, pero nunca habíamos estado tocando ahí“, explica el director y principal compositor de la historia del grupo.

-¿En Chiloé tocaron “Chiloé”?
Qué bonita esa canción. No la tocamos, pero estamos ad portas de montarla de nuevo. Casi como hacer un homenaje a nuestra propia música.

En rigor el homenaje ya existe, y no sólo es de Inti-Illimani Histórico a su música ni mucho menos. Son diez los solistas y grupos de pop y rock chilenos actuales que han recreado otras tantas canciones de ese repertorio en nuevos estilos, en el más reciente disco del conjunto a la fecha: A la salud de la música chilena. Inti-Illimani Histórico. Tributo a su música, publicado a comienzos de año.

Su origen se remonta a la versión de la canción de Inti-Illimani “La exiliada del sur” que Los Bunkers grabaron en su álbum La culpa (2003).

Después nos enteramos también de que ellos estaban montando una pieza instrumental, la “Danza“, y me pareció muy curioso eso. Imagínate, un grupo pop tocando una cosa medio abstracta como son las piezas nuestras. También a Manuel García le encantaba “La preguntona“; supimos que Los Miserables habían grabado “El mercado de Testaccio“, y a alguien se le ocurrió juntar esas relecturas de nuestro repertorio que venían armándose sin que supiéramos. Los músicos tuvieron la total disposición a hacerlo, y en su gran mayoría las canciones fueron escogidas por ellos, salvo “La mitad lejana“, que cantan Sergio Lagos y Nicole.

-¿Quién la escogió en ese caso?
Se me ocurrió a mí. Es una canción muy bonita y la compusimos de la noche a la mañana con José (Seves, el cantante más característico del conjunto), a raíz de un encuentro con Santiago del Nuevo Extremo en Alemania. Nos juntamos un día viernes después de jugar un partido de fútbol donde perdimos dos a uno, en la noche hicimos la canción y al día siguiente la grabamos, con el saxo de Cristián, la flauta Pedro (Cristián Crisosto y Pedro Villagra, dos músicos de Santiago del Nuevo Extremo). Entonces esa canción quedó como un poco aislada del resto, tiene su aire más cercano a la música pop, que es el fuerte de Sergio (Lagos).

-¿Se supone que en cada canción hay algún músico de Inti-Illimani involucrado?
En la mayoría. En algunas nos invitaron a hacer coros, Javiera Parra me pidió que la acompañara en guitarra, pero sin entrometernos mucho, puesto que era un ejercicio de total libertad recreativa.

-¿Te llama la atención que estos músicos no hayan elegido las canciones más conocidas del grupo?
Eso me gustó mucho. Se podría haber tocado “Samba landó“, pero en el caso de Los Tres, por ejemplo, Álvaro (Henríquez) escogió una canción que nos cuesta mucho porque nació con mucho dolor (“Retrato“, una de las canciones del destierro), y nos somete de nuevo a este drama que llevamos algunos. Pero nunca me hubiera imaginado que todas estas canciones, que tienen un tratamiento tan acústico de de parte nuestra, tuvieran una correspondencia en el lenguaje pop o rock. Eso me hace pensar que en realidad… iba a decir una frase banal como que la música es una sola, pero más bien hay una cierta universalidad en lo que uno hace.

Los propios Inti-Illimani Histórico vuelven sobre dos canciones de su historia en el disco. Son el ritmo venezolano de “Polo doliente” y el poema que dio origen a “Vuelvo“, ambas recreadas por la actual formación del grupo: Horacio Salinas, José Seves, Horacio Durán, Jorge Ball, Camilo Salinas, Fernando Julio y Danilo Donoso.

Polo doliente” es una canción que hace muchos años no tocábamos. Tiene que ver con estas nuevas destrezas que hay en el conjunto, como el piano de Camilo, que tampoco es ajeno a la música venezolana, porque con todo su barroquismo la música de Venezuela es espléndida y compleja, una de las músicas más vitales y más andaluzas que hay en Latinoamérica.

A su vez, el poema final nunca había sido grabado por Inti-Illimani en un disco. “Es un poema muy cortito de Aquiles Nazoa: eran dos cuartetas. Se la mostré a Patricio Manns en 1978 y le dije “qué lástima que este poema sea tan corto“. Y me dijo “ah, bueno, yo lo hago más largo“. Subió a un segundo piso donde estábamos ensayando y dijo “Voy y vuelvo en veinte minutos.

-Y volvió con “Vuelvo“.
Y creo que no le hicimos ninguna corrección al texto. Pero la versión original nunca se olvidó, y éste es precisamente un modo de dejar un testimonio de eso. Es una manera de mostrar algo que para algún curioso atento pudiera ser simpático.

Salinas no disimula que extraña al menos un par de nombres en el disco, como los de los propios Bunkers y Chancho en Piedra. “Son asuntos de sellos que uno no controla, pero lamento mucho que no haya una canción de Los Bunkers, que tenían de más para hacerla, ni de Chancho en Piedra, con quienes tenemos una relación de mucho afecto“, explica.

-¿El paso siguiente es llevar este disco al escenario? ¿Ahí se podría abrir a más invitados?
Es lo que nos han sugerido y vamos a tratar de hacerlo. Con Francisca Valenzuela ya tocamos en el Teatro Caupolicán; ella es tremendamente talentosa, tiene una gran frescura y es muy original. Todos los trabajos están hechos muy pulcramente. No esperaba algo distinto, pero entre nota y nota hay mucho cariño puesto. Solo de Medina, por ejemplo, me contó que de niño chico escuchaba esa canción (“Dedicatoria de un libro“). Uno hace la música con mucha humildad y de repente se viene encima cierto aire clásico que adquiere con el tiempo. Pasa a ser un poco como quien revisa un libro en la biblioteca.

-¿Y te acomoda eso?
Es la señal una etapa que se ha hecho. Y así como es un ciclo que se va cerrando, pueden perfectamente venir otras estapas. Así lo hemos sentido. De lo contrario hay que pensar en cerrar el boliche, y estamos muy lejos de eso.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...