La disputa no resuelta de Inti-Illimani

Eccovi l’intervista di Ximena Jara ad Horacio Salinas e Josè Seves che potete trovare su http://www.elmostrador.cl/

A fin de mes, los ‘Inti históricos‘ publican el DVD que registra su actuación con Quilapayún –también histórico- en el estadio Víctor Jara. El arbitraje que decide el destino del patrimonio artístico del grupo, no se ha resuelto, pero ellos ya tienen ganas de cerrar el capítulo.

¿Qué se piensa cuando se dice ‘Inti-Illimani’? En canciones, en primera instancia. “El mercado de Testaccio”, “Vuelvo”, “La fiesta eres tú”, “Medianoche”, “Sensemayá”, “Mulata”, son algunos de los sonidos que inmediatamente se evocan con ese nombre. Se piensa, también, en un contexto histórico. Luego, en rostros. ¿Pero qué rostros? Y es entonces cuando, para quienes han seguido toda la vida la trayectoria de uno de los grupos más importantes en la escena nacional, un referente artístico durante la dictadura, comienza el conflicto. Unos piensan en Horacio Salinas, José Seves y Horacio Durán. Otros, en Jorge y Marcelo Coulon. La mayoría, sin embargo, probablemente sigue imaginándolos juntos en un escenario, como hace algunos años. Esa imagen, sin embargo, es irrepetible.

A Inti Illimani se le sigue y se le ama por dos razones: musicales y/o políticas. Es probable que sea la predominancia de una u otra la que marque la preferencia de cada seguidor, ahora que existen dos agrupaciones reclamando el nombre. Horacio Salinas fue, durante la mayoría de la vida de Inti, el director musical. Jorge Coulon, el director político. Y mientras el arbitraje del abogado de DDHH Roberto Garretón –que decidirá sobre el patrimonio artístico del grupo- sigue su lenta marcha, el público se enfrenta a sus propias lealtades encontradas.

Tampoco para nosotros ha sido un juego de niños”, dice Horacio Salinas, y José Seves concuerda con esa opinión. Es una cita con dos de los Inti ‘históricos’ –Salinas y Seves, Durán se encuentra en Perú en el momento de esta entrevista- para hablar del concierto de la gira que hicieron hace poco a Europa y del DVD que editan a fin de mes. Sin embargo, el tema de la separación atraviesa inevitablemente la charla.

La gira a Europa, de la que regresaron en octubre, les sirvió para reencontrarse con ese público europeo que ya desde los 70 los sigue. Ahora esperan la publicación del DVD “Inti + Quila”, que es el registro de los conciertos en vivo que se hicieron el año pasado en el Estadio Víctor Jara, junto con los Quilapayún también ‘históricos’, y que sale a la venta el 29 de diciembre. Para fines de año –28 ó 29 de diciembre- se contempla otro concierto, esta vez en el teatro Caupolicán, y con una sorpresa femenina, anuncian.

En términos creativos, están delineando con calma lo que será un nuevo disco. “Estamos en el proceso de acumular, de ir incorporando temas, con ningún apuro –dice Salinas- Se trata, con paciencia, de crear otro eslabón que será parte de la historia memorable de este grupo. En el placer de hacer música aparece espontáneamente la creación. Lo que hagamos, va a ser naturalmente parte de la continuidad de este grupo, no podría ser de otro modo

José Seves cree que el próximo disco podría, además, inaugurar una nueva etapa, que logre, de algún modo, sacar de la mesa el tema de la ruptura. “Mucha gente se acerca y dice ‘qué lástima que haya ocurrido esta ruptura’. La otra vez se me acercó una persona y me dijo ‘tenía que hablar con ustedes para decirte lo que me ha dolido esta separación’. Evidentemente esto enturbia la historia bellísima que hay del rol que jugó esta música en la vida íntima de la gente, y ojalá se pudiera salvar lo bello, lo sereno y lo firme –desde el punto de vista de los principios- y cerrar el capítulo. Tengo esperanzas de que vamos a hacer algo bello; el disco que salga va a tener que reflejar algo de todo esto”, asegura.

-Ustedes habían aceptado el arbitraje de Garretón por el tema del patrimonio artístico del Inti. ¿En qué está eso?
-Horacio Salinas: Eso tiene ritmos que nosotros no entendemos mucho. Él, con las mejores intenciones está mediando, pero vemos que de parte de Jorge y Marcelo no pareciera haber mucho interés en acudir a las citas que el árbitro hace, algunas de conciliación. Pero es algo que sigue su ritmo, y en el intertanto lo importante ha sido poder consolidar esto que ustedes mismos han llamado el Inti Illimani Histórico, que me parece que es de mínima justicia respecto de este grupo, que no puede ser cualquier cosa.

-¿Qué pasa con el público que los siguió, que vivió todo este proceso en el que te fuiste tú, se fue José, se fue Horacio, todas estas migraciones, que hacen que de algún modo la gente se vea forzada a optar? Es complicado, porque la gente que los ha seguido tiene un apego a ustedes, pero también a Jorge y Marcelo.
Esto no ha sido un juego de niños para nosotros tampoco. Ha sido sumamente duro. Una ruptura con una etapa y con relaciones estrechas que se dieron en momentos duros de la vida. Pero ya ves, somos un grupo musical, y para la gente la razón de fondo de este grupo tiene que ver con su música. Eso es lo que finalmente va a perdurar. A la gente le importa muy poco lo que sucede más allá; de lo contrario, Charly García estaría sepultado. Lo importante es la música. El problema es que nos dejamos de emocionar en ese plano, que es cómo dialogas artísticamente, cómo das un sentido a la vida; en ese plano, ya no había más que decirse, y esa es una cuenta que cada cual se tiene que pasar.

Llegó un momento en el que se produjo la gran pregunta: ¿es esta la vida que vamos a hacer, con este grado cínico de relaciones en cuanto a ética artística? Yo creo que no, creo que el Inti Illimani no puede estar para eso. Fue muy doloroso, pero muy saludable que nosotros hayamos roto de esa manera, porque lo otro es mentirnos. Inti Illimani se constituye de un determinado número de canciones que hizo gente muy determinada, y una postura en el mundo, pero no es otra cosa: no es ético antes que estético y no es una escuela. Inti Illimani lo constituye un determinado número de canciones y temas intrumentales que compuso y arregló gente bien precisa y , por supuesto, con una postura frente al mundo y sus problemas, pero no es otra cosa: no es ético antes que estético. A lo más la dos cosas al mismo tiempo. Pero se dicen algunas para embolinar la perdiz. Que el conjunto ha tenido más de 22 integrantes. Que es de Chile y no es de nadie. Cosas bonitas pero mal intencionadas. Se trata de decir que bueno, han sido tantos, que pudieran ser muchos más. Es un predicamento torcido que pretende disminuir el hecho irrefutable de una historia musical bien precisa. Hay quienes admiran y hacen música parecida, pero se llaman de otra manera. Es lo justo. Y respecto de la ética, de la ética artística, bueno esa está en la raíz de nuestra ruptura.

Lascia un commento

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...